CONCHI BEREZIARTUA: EMBAJADORA 2018

Si hoy día la “cocina en miniatura” es algo ha sido, en parte, gracias a la labor que Conchi realizó durante muchos años al frente de uno de los buques insignia del pintxo donostiarra: el bar Aloña Berri de Gros que esta cocinera regentó junto a su marido José Ramón Elizondo.

Grandes creaciones culinarias como las famosas “Lecheritas” o el premiado “Txipirón en Equilibrio” pasando por las “Delicias de Ulía y así hasta un sinfín de propuestas que abarrotaban la barra de un local mítico.

Ahora, ya jubilada desde hace 7 años, disfruta de su familia a caballo entre Donostia y Zaragoza.

Conchi Bereziartua es la “Embajadora de la Gilda en 2018” y coge el testigo a David de Jorge que lo fue en la edición anterior.

Zorionak Conchi!.

Footer_Gilda_ok